El Winnipeg, un restaurant con una audaz propuesta: Mariscos, paella, delicias del Mar y Tierra

En esta nueva picada marina de barrio Franklin, encuentra una paella exquisita, mariscos. Especiales para compartir, además de platos clásicos como el "caldillo de congrio" y una fresca sangría.

Ubicado en el primer piso de un centro comercial de barrio Franklin, a un costado de Maestranza Cocina de Mercado, abrió hace menos de una semana, el Winnipeg.

Un restaurante de ambiente  marino, que tiene el nombre del barco que transportó a más de dos mil españoles exiliados de la Guerra Civil Española, y desembarcó en Chile en 1939. Viaje que gestionó Pablo Neruda.

Ahí, Kiriakos Markar, chef de ascendencia griega, cocina un “caldillo de congrio” , siguiendo la receta de Neruda, es decir con ajo, cebolla, tomate, camarones y un chorrito de crema, el secreto del poeta para que quede más sabroso.

Acompáñelo de una sangría bien helada ($ 4.900 la jarra de litro), que aquí es suave, con un buen equilibrio de vino y soda.

Si va en grupo, pida la “paella mixta", que se hace en el momento, y lleva un surtido de mariscos, como choritos y cholgas, con lomito de chancho y choricillos. Resulta más que contundente. Visitado ya por miles de personas, quienes han descubierto esta sabrosa propuesta.


61 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo